Pagos con móvil y NFC ¿dónde estamos?

Escrito por el 2 sep, 2013 en Blog, Tendencias Internet | 3 comentarios

Pagos con móvil y NFC ¿dónde estamos?

Gartner pronostica que, para este 2013, tendremos una facturación de 235 Mil Millones de dólares de pagos hechos vía móvil hechos por más de 245 millones de personas.

Una cifra que ya empieza a ser respetable, que no es nada para lo que nos espera en 2017. Más de 450 millones de personas generarán más de 720 Mil Millones de dólares sólo a través de pagos móviles.
Y hace un par de años diríamos (yo el primero) que la mayoría serían hechos vía NFC. Pero la realidad es que los pagos hechos vía NFC (Near Field Communication) apenas representan un 2%, y se espera que apenas supongan un 5% para el 2017.

Pagos móviles. El dinero se abre camino a través de una miríada de alternativas.

Si Mahoma no va a la montaña… Lo mismo ha pasado con los pagos móviles. Parecía que el NFC era el único estándar viable para pagar con tu móvil. Google lo respalda, y tiene un proyecto desde hace ya tiempo en Estados Unidos, llamado Google Wallet (eso sí, parece atascado y la experiencia del usuario con Google Wallet deja bastante que desear)
Pero la negativa de iPhone de incluir el NFC en el iPhone 5, la falta de estándares, la necesidad por parte del comercio de tener un lector NFC y la ignorancia de qué es eso del NFC por parte del usuario (¿has visto a alguien que comparta una foto o archivo de su móvil vía NFC?), está haciendo que ese método de pago no despegue.

Igualmente, ¿qué valor añadido me da el NFC? Si lo piensas bien, probablemente ni siquiera aporte un valor añadido al pago con tarjeta, por tanto, ¿por qué cambiar de hábitos?

Ante esta realidad han surgido otros métodos de pago con móvil muy interesantes como pagos vía SMS, pago vía web móvil o vía aplicación (la app de Starbucks en Estados Unidos o PayPal son fantásticas y útiles soluciones a esta necesidad que aportan valor).

De forma de nuevo sorprendente, Estados Unidos y Europa sólo representan un 27% del total mundial en pagos móviles. Analizar estas cifras darían para otro post, pero las razones más probables sean que:

  • Webs y apps móviles nada optimizadas para pagos vía móvil (todavía la mayoría de las empresas se centran sólo en el e-commerce a través de PC)
  • Tenemos muchas más opciones de pago que en países de África donde apenas se usan las tarjetas de débito/crédito, por lo que no hay grandes incentivos por parte de las empresas para desarrollar el pago móvil. En África hay una gran penetración móvil (que no de smartphones), siendo el pago vía SMS uno de los métodos de pago más populares.

¿Qué pasa con el NFC? ¿Cuál es el problema?

Pago vía NFC con Google Wallet

Pago con NFC

Probablemente pase que el NFC no es esa tecnología mágica y maravillosa que por sí sola iba a hacer que todos nosotros abrazáramos el pago por móvil. El NFC es más bien un facilitador, pero si no hay un valor añadido a los métodos actuales, ¿por qué alguien usaría un móvil que puede quedarse sin batería en cualquier momento?

Piensa lo que supone pagar vía NFC:

  1. El cliente ha de tener un chip NFC embebido en su teléfono (el iPhone 5 no lo tiene)
  2. La tienda ha de tener un lector NFC y ha de haber alguna integración con sus sistemas o centro financiero (el “autorizador” del pago o “recibidor” del dinero)
  3. Pagar con el móvil ha de ser más rápido, fácil y seguro que otros medios de pago, así como ha de ofrecer algo más (¿puntos? ¿regalos? ¿chequera virtual?)
  4. El coste de la transacción ha de ser igual o menor que el actual
  5. El cliente ha de estar presente (no existe la preventa)

 ¿Cuál es el futuro del NFC? ¿Tiene posibilidades?

Como suele pasar desde hace tiempo con todo lo relacionado con el uso de la tecnología móvil, echemos un vistazo al lejano Oriente, sobre todo a Japón, Korea y China.
El pago a través de NFC en Korea es una realidad. En 2011 se formó la Gran Alianza Koreana del NFC o KCC  (esperad, que me entra la risa de pensar en una iniciativa así en España).

A través de esta comisión, Operadores, Bancos, Fabricantes y Negocios junto con los reguladores (que no son tan analfabetos digitales como los nuestros) trabajan juntos con dos objetivos claros:

  • Impulsar el uso de la tecnología NFC, estandarizando procesos
  • Dar, tanto al negocio como al cliente un valor añadido, algo más que un simple sustituto de una tarjeta de crédito

Desde entonces, 10 millones de dispositivos NFC están en circulación en Korea (20% de la población total), utilizando de forma activa su móvil para pagos en el supermercado o en transporte público. Ahí podemos empezar a ver ese valor añadido. ¿Te imaginas pagar un billete de autobús con tu tarjeta de crédito?

La última palabra

Los pagos móviles todavía representan una mínima parte del e-commerce. Sin embargo son una realidad y parece difícil no ver que, en un futuro no muy lejano, éstos serán un medio de pago importante e incluso mayoritario.

Si bien es cierto que la implementación del NFC está siendo mucho menor, costosa y difícil de lo inicialmente pensado, no es un impedimento para que los pagos móviles se abran camino. Más bien al contrario, esto demuestra que lo de menos es la tecnología, sino la experiencia de usuario.

Encontrar un medio que permita al usuario pagar de una forma sencilla, rápida, conveniente y donde perciba un valor añadido (estrategia win-win) es nuestro trabajo y obligación como profesionales. Si lo encontramos, la tecnología vendrá sola, se llame NFC o sea del modo que tan exitosamente lo ha conseguido Starbucks, como puedes ver en este vídeo.

¿Qué te parece? ¿Te ves pagando con un móvil o crees que hace falta mucho más para sustituir a las tarjetas de crédito?

 

Director de e-commerce, Digital Marketing e Innovación en Parques Reunidos, mente emprendedora, y game changer. Inbound Marketer, SEO, Project leader, profesor de Máster, geek, apasionado de la tecnología, la Revolución Móvil y lo que está por llegar. No hay nada imposible si puedes imaginarlo

3 Respuestas a“Pagos con móvil y NFC ¿dónde estamos?”

  1. Pues desde mi punto de vista, el móvil tiene muchísimas más medidas de seguridad que el plástico de la tarjeta, y posibilidades de hacerlo todo más cómodo. Se puede geolocalizar cada pago, pedir el pin en condiciones de seguridad mejores, distintos tipos de pin, como biometría, reconocimiento facial o lo que vaya llegando. Me pueden pushear los cobros, para acortar colas en el super. Hasta más higiénico… el otro día en un super (con nombre del tiempo que transcurre entre el amanecer y el anochecer), el lector tenía una especie de mugre/grasilla, que pensé en tirar la tarjeta después usarla. Vaya que yo sólo le veo ventajas.

    • Eduardo Cano says:

      Hola Gabi, gracias por tu comentario
      La verdad, pienso como tú. El pago en el móvil no son nada más que ventajas. Pero cuidado, comentas lo de geolocalizar pagos. Bien, pero el beneficio es para el merchant. Has de dar otro valor añadido al cliente (más allá que la mugre del lector de ese establecimiento que comentas :) )
      Aquí ni tú ni yo somos objetivos. Tú te dedicas a esta industria del pago y servicios móviles y yo tres cuartas partes de lo mismo. Es decir, aunque pagar con móvil es mucho más seguro y ofrece muchísimas más posibilidades tanto al merchant como al cliente, la cuestión es que el cambio cultural de la tarjeta por el móvil es brutal, y la resistencia al cambio, a lo que “llevamos haciendo toda la vida”, y la mala prensa y publicidad que se le darían a casos puntuales de fallos de seguridad hacen de los pagos con móvil algo que todavía le costará despegar. Pero eso sí, no me cabe duda de que acabarán llegando. Yo personalmente, le doy entre 5-8 años todavía de travesía (quizá me equivoque)

  2. Opino igual que vosotros, el pago por móvil ofrece muchas ventajas tanto al consumidor final como al merchant. Cada vez van apareciendo más intentos de empresas para el pago por móvil. El merchant puede obtener múltiples ventajas si además se liga el pago a aplicaciones de fidelización, campañas de descuentos dirigidas… Y el consumidor se podrá beneficiar en el momento que la estrategia que se ofrezca genere descuentos por uso de la plataforma de pago.

    El problema del lanzamiento de una plataforma de este estilo no es tanto el impacto en los consumidores sino los intereses creados y las diferentes empresas (bancos, telefónicas…) que se intentan posicionar.

    Además es un tema que tiene el gran problema de la “pescadilla que se muerde la cola” si no tienes usuarios los comercios no quieren tener este sistema de pago y si no existen comercios donde usar el pago por móvil ¿para que lo quieren los usuarios?. Este problema creo que sólo se puede abordar realizando una gran inversión.

    En este aspecto conozco una empresa española ePomo que tiene desarrollada una platafroma de pago que puede ofrecer ventajas a ambos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Por qué el PC morirá pronto. La era Post PC | El Blog de Eduardo Cano. Mobile is King - […] con el móvil y no necesariamente vía NFC. Controlaremos todos los aparatos de nuestra casa con el móvil. Trabajaremos …

Y tú, ¿Qué opinas?

%d personas les gusta esto: