El Internet de las cosas y un futuro lleno de mediocres

Escrito por el 17 mar, 2014 en Blog, Nuevas Ideas, Tendencias Internet | 2 comentarios

El Internet de las cosas y un futuro lleno de mediocres

Con el Mobile World Congress del 2014 ya reposado y el CES de principios de año, la tendencia está muy clara. El mundo que se nos avecina es apasionante, sí, pero no está hecho para mediocres.
Se acabó. En los 90, Bill Gates dijo. Habrá dos tipos de negocios en el siglo XXI. Los que estén en Internet y los que no existan.
No se equivocaba. Pero añado. En la era Post-smartphone habrá dos tipos de profesionales. Los que sepan utilizar y se desenvuelvan en la era Post-PC y Post-Smartphone, y los mediocres. Y estos últimos, tendrán un futuro muy negro y muy duro.

¿Quién o qué es un mediocre?

Según la RAE, mediocre es de poco mérito, tirando a malo.
Para mí, un profesional mediocre es aquél que no es capaz de identificar o reconocer sus debilidades y que, aún así, donde es peor que otro, intenta destacar y liderar, bien porque jerárquicamente pueda hacerlo, bien porque le han asignado esa tarea.

Un mediocre puede ser un jefe que no sabe delegar, un alto cargo que toma decisiones sobre áreas que no sabe o un empleado sin responsabilidad que hace tareas donde no es bueno y no pregunta ni pide ayuda, dando una calidad de poco mérito tirando a malo.

Volvamos a la era Post-smartphone. Un mediocre será aquél que no identifique o no quiera reconocer que el futuro es cada vez más tecnológico. Movilidad, smart-everywhere (smart-cars, smart-offices, domótica…), Robótica y, todo esto, bajo una misma capa llamada el Internet de las Cosas.

El mediocre, además de no interesarse por esto, dirá: “Yo es que no soy técnico” o “Llevo trabajando toda mi vida de este modo y esto de la nube, usar Google Docs (u Office 365) y acceder vía móvil o tablet a ellos como que no me da la gana

Cómo afectará el Internet de las Cosas al profesional del siglo XXI

Las tres grandes tendencias de los próximos años:

  1. Wearable Computing; (Google Glass, Smartwatches, Cascos de Realidad Virtual…). Si no lo has hecho, lee por favor este artículo sobre la era Post-smartphone
  2. Internet de las Cosas. Todas las máquinas conectadas a Internet, enviándose mensajes e interactuando, según nuestro contexto, con nosotros. ¿Ahora pones en contexto la compra de Nest por parte de Google? ¿Qué son sino, los iBeacons y para qué sirven igualmente?
  3. La era Robótica. Lenta pero inexorablemente los robots irán conviviendo con nosotros. Ya nos es familiar hablar de drones para uso totalmente civil. Hablamos Google Cars. Tenemos mulas mecánicas y en no mucho tiempo, exoesqueletos que usarán los soldados en los próximos años. Y Google ha comprado al menos 6 empresas que realizan proyectos de robótica para el ejército de Estados Unidos, entre ellos Boston Dynamics, los de la mula mecánica.

Y todo, absolutamente todo pasará en lo que ahora llamamos la nube. Y cuando todo esté en la nube (ya casi todo lo está), todo podrá interconectarse. Comunicarse. Aprender. Hablar. Y no hablo de tu smartphone. Ni de tu PC.
Hablo de todo.
De tus electrodomésticos para saber cuándo es la energía es más barata y ejercer las tareas que más energía consumen.
Tus Smartglasses (sean Google Glasses u otras) que, dependiendo de tu contexto, te darán la información que tú necesitas incluso antes de que la busques.
Los Google Cars y sucedáneos, que estarán comunicados entre todos, minimizando el riesgo de accidente a prácticamente un 0%… y eliminando los atascos, ganando todos tiempo, dinero y contaminando menos.

Y sí, aun en la era Post-smartphone, el smartphone seguirá con nosotros, bien como el control remoto de nuestras vidas, o bien como un simple accesorio más (como hoy es el PC).

¿Qué tipo de profesionales tendremos en la era del Internet de las Cosas?

  1. El líder, innovador, mente inquieta, early adopter, explorará todos los avances tecnológicos primero para su beneficio, y después para generar nuevos modelos de negocios e ingresos para su empresa. Es el que, todavía hoy en las empresas, es conocido como el friki.
  2. El seguidor. Aquél que, consciente de sus limitaciones, delega, pide ayuda, se fía de los líderes e intenta aprender, tomar nota y salir fuera de su zona de confort. El líder no será necesariamente el jefe
  3. El mediocre. El que cierra los ojos. El que pone en duda hoy día el Marketing online, el e-commerce o el mobile commerce. El que no quiere un CRM porque tiene sus contactos en un excel, una libreta o la agenda del teléfono de toda la vida. El que ni sabe ni le preocupa el Wearable Computing, el Internet de las Cosas o la próxima era de la Robótica.

Los líderes llevarán cambio, innovación, sabrán sobrevivir y adaptarse al nuevo medio caracterizado por cambios continuos. Será un profesional en T (excelente en una especialidad, pero muy bueno en muchas otras relacionadas).
Serán auténticos expertos. Gente reputada. No sólo en la teoría, sino en la práctica, llevando e implementando proyectos y resolviendo problemas.

Los seguidores podrán sobrevivir. Lo tendrán difícil, pero si son buenos gestores de equipos y motivadores, sabrán crearse alianzas. Sabrán hacer estrategia. Sabrán delegar. Y tendrán una oportunidad de sobrevivir, pero si no aceptan el cambio y no aceptan que, en realidad, su bagaje profesional ahora no les sirve para su futuro, lo tendrán difícil.

Los mediocres. Condenados a penar. A sufrir. A ser apartados. A perder su trabajo por no adaptarse. Por no cumplir objetivos y no saber por qué. Metemos aquí a los que cuyo único objetivo al ir a trabajar es estar 8 horas e irse a su casa para disfrutar y valorar su tiempo.
Ni saben, ni quieren saber del Wearable Computing (eso es para frikis). Si les cambias Windows te morderán. Querrán su Windows 7 o XP (el 8 no les gusta). El smartphone lo llevan para hablar por Whatsapp y como mucho ver el Facebook. De hecho, siguen guardando sus contactos en la tarjeta SIM en vez de en la nube (Google contacts, iCloud…).

Por supuesto el mediocre no tiene cuenta PayPal, ni piensa tenerlo, porque jamás se plantea comprar por internet, ya que eso es muy peligroso. Y no, el mediocre no es la señora de 60 años que dice esto. Es la chica o chico de 20 que piensa así y que no se ha molestado en aprender excel.
El profesional mediocre no querrá usar un CRM. No piensa cómo una app móvil puede hacerle generar nuevos modelos de negocio a través de productos o servicios premium. No se dejará aconsejar. No usará las herramientas que le ponen a su alcance. Pero alzará la voz. Se defenderá como gato panza-arriba. Hablará de su pasado. De sus éxitos. De sus logros. Y todo esto le parecerá una frikada, algo que no es el mundo real. ¿Internet de las cosas? Paparruchas.

La última palabra. El monopatín volador de Regreso al Futuro 2

Para cerrar este post de autor y en cierto modo de desahogo, quería compartir con vosotros este vídeo. Demuestra lo que se nos viene por delante.
Los de mi generación (soy del 77), recordarán Regreso al Futuro. Trilogía de culto. Cuando en la segunda parte van de 1985 al 2015, hay coches voladores, zapatillas que se abrochan solas (¡¡Nike tiene patentado ese modelo y tecnología!!), ciudades futuristas, monopatines voladores…

Es curioso ver cómo hace apenas 30 años, nadie envisionó Internet. Ni los móviles. Ese mundo en realidad no se parece en nada a nuestra realidad. Demasiado futurista en unas cosas, demasiado simple en otros.
Pero hay una cosa futurista, mas de Ciencia Ficción que de realidad. El monopatín volador de Marty McFly.

Bien. Para finales de 2014, ese monopatín volador de Regreso al Futuro estará, según parece, en el mercado. Como dice uno de los ingenieros involucrados en su fabricación, este monopatín tiene más tecnología que cualquiera de los satélites que tenemos en el espacio.
No sé su precio, será prohibitivo, pero yo que no he montado en monopatín, quiero uno.
¿Por qué os cuento esto?

Porque como decía el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa. A los que nos gusta la tecnología y trabajamos con ella, nos espera un futuro apasionante. Si sabemos manejar ese futuro, seremos los auténticos líderes.
Y este monopatín volador es una prueba de que, lo que vamos a ver no sólo en los próximos 15 años, sino en las próximas décadas, será apasionante y no tendrá nada, absolutamente nada que ver con lo que hemos vivido.

¿Y tú qué? ¿Quieres liderar o quieres ser un mediocre o un esclavo de la era Post-PC?

Update. Parece que el vídeo puede ser un fake. De hecho, es lo primero que yo pensé, pero al compartirlo con profesionales del medio y comprobar la web que anuncia los hoverboards, nos dejó la duda.
El caso es que da igual el vídeo. Amazon Prime tampoco es real, es un concepto. Y el Hoverboard, como dice el autor del vídeo, Tony Hawk, no es real… de momento. El caso es que la web de los hoverboards sigue activa con una fecha clara, el 24 de Diciembre de 2014. ¿Campaña de Marketing? ¿Un fake que se ha ido de las manos? Da igual. Podemos poner los Google Cars, la tecnología patentada a lo minority report de Google llamada Pay-Per-Gaze o la piel sintética artificial con nanotubos que hacen la función de nervios de la Universidad de Stanford… aunque al “amigo” que ha escrito el primer comentario a este post le enfade bastante

 

Director de e-commerce, Digital Marketing e Innovación en Parques Reunidos, mente emprendedora, y game changer. Inbound Marketer, SEO, Project leader, profesor de Máster, geek, apasionado de la tecnología, la Revolución Móvil y lo que está por llegar. No hay nada imposible si puedes imaginarlo

2 Respuestas a“El Internet de las cosas y un futuro lleno de mediocres”

  1. Lerele says:

    Jojojojo, chaval, te has pasado 50 pueblos, lo del patín del regreso al futuro ya me parece el colmo, ¿Pero no ves que es un puto fake? deja de confundir el progreso y la evolución de la tecnología con la sed de dinero fresco que tienen las grandes empresas y los gurus del marketing. Dudo mucho que el smartwatch, las google glass o cualquiera de las gadjetomierdas sacaduros que estan inventando tengan mucho futuro, aún queda un largo camino por recorrer. De momento su uso se limita a engañar a Fanboys como tu para recopilar datos sobre sus vidas y venderlos a alguna empresa con vete a saber tu que fin. Hay mucho por hacer aún, sobre todo en las actitudes de las personas y en la modificación de sus hábitos a través de instrumentos tan intrusivos. No se trata de fabricar y fabricar tecnología, la historia ha demostrado muchas veces que por muy avanzada que sea la tecnología, si la sociedad no esta preparada no sirve para nada. Así que menos fuegos artificiales y más realidad, GURU

  2. josepe says:

    Enhorabuena por el articulo Eduardo, bien escrito y con criterio. Un saludo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Futuro es Wearable. La resistencia, inútil (I/II) | El Blog de Eduardo Cano. Mobile is King - […] evolución de la tecnología Wearable se cimentará en la otra pata del futuro que nos viene. El Internet de …

Y tú, ¿Qué opinas?

%d personas les gusta esto: