La revolución móvil en Europa. Inicios (I)

Escrito por el 31 ago, 2015 en Blog, Smartphones y Tablets, Tendencias y cifras del Márketing Móvil | 0 comentarios

La revolución móvil en Europa. Inicios (I)

Después de un tiempo de descanso y replantearme muchas cosas a nivel profesional y personal, retomo este blog con la idea de seguir centrándome en la revolución móvil y tecnológica que tenemos ahora mismo, en vez de enfocarlo principalmente al SEO móvil (del cuál seguiré hablando).

Y empiezo esta nueva etapa con una serie de posts sacados del estudio del site del Boston Consulting Group, con un estudio y análisis de la Revolución Móvil en Europa que, por su interés, adapto y desarrollo en mi blog.

El despegue universal de Internet en el Móvil

Cada sucesiva revolución tecnológica ha sido siempre más rápida y uniforme que su predecesora. Y la expansión de la revolución móvil (centrándonos sobre todo en los smartphones con Internet) lo está cambiando todo. Lo ha cambiado todo. Es la revolución que más rápido se ha extendido en la historia de la humanidad y, a la espera de las próximas (Wearables, Internet de las Cosas y la Robótica), ha cambiado y moldeado totalmente nuestro comportamiento.

La penetración móvil aumenta (en Europa, hay 1.33 móviles por persona, y un 81% de españoles posee un smartphone), el coste de acceso a la tecnología es cada vez más barato (reto y demuestro a cualquiera que, con un  móvil de menos de 200€, soy capaz de hacer lo mismo, con la misma rapidez “apreciable”, las tareas de cualquier smartphone de más de 500€), y cada vez es más habitual que el móvil sea el principal punto de acceso a Internet, cuando no el único.

Podemos discutir si el usuario medio saca todo el provecho a la tecnología o no. Si la seguridad y la falta de privacidad son (o pueden ser) un problema. Pero la revolución móvil ha cambiado hábitos y costumbres de nuestra sociedad. Y sin ninguna duda, para mejor.

Esto contribuye el hecho de que el 90% de todo el territorio europeo cuente con 3G, siendo ya el 4G algo a lo que estamos acostumbrados en los grandes núcleos urbanos los que contamos con smartphones de última generación.
Sólo en Alemania, Francia, Reino Unido, España e Italia, pasaremos de los 187.000 terabytes en datos móviles consumidos mensualmente en el 2015, a 1.1 millón de terabytes por mes, gracias principalmente a la mejora de las telecomunicaciones y redes (más 4G y más teléfonos compatibles) y al gran incremento de demanda de contenido multimedia.

Un poco de Historia

Podemos situar el prólogo de la actual revolución a finales del pasado siglo XX, cuando los teléfonos móviles empezaron a expandirse en la población (todavía recuerdo a quienes decían que “yo nunca jamás tendré un móvil”). Nokia y Ericsson fueron los principales actores, lanzando los primeros móviles con capacidad multimedia en el 2000.

Pero quien realmente se acercó y mucho al actual concepto de smartphone fue Blackberry. Aunque era un terminal pensado para uso empresarial precisamente por su teclado físico y la integración del e-mail, ganó la batalla a las Pocket PC (con el lamentable Windows Mobile) y a las Palms (con ese webOS, comprado por LG y que está ha adaptado a sus smart-TVs). No obstante, todo fue un espejismo hasta que en 2007, Apple sacó el primer iPhone.
Y 2007 no volvió a ser 2007 nunca más.

Pantalla táctil, la posibilidad de instalar aplicaciones de terceros (en el 2008 con el iPhone 3G) y sobre todo, su gran sencillez y facilidad de uso, popularizó un servicio y un concepto que nadie antes se había planteado.

El lanzamiento del iPhone pilló a toda la industria con el pie cambiado. Google incluida, con su entonces incipiente proyecto de Android. Steve Jobs y Apple se cargaron, literalmente, a Blackberry, Nokia (que probablemente desaparezca en el 2016 ó 2017 cuando Microsot la deje de asistir, como ya ha empezado a hacer), Windows Mobile y Palm. Sólo Google, con Android, pudo plantar cara a iPhone… ¡a partir de 209 y con mucho retraso!

La historia es bastante conocida. Apple se quedó con la gama alta y Google popularizó el smartphone en la gama media y baja… hasta ahora. Hoy en día Android tiene la suficiente calidad tanto como Sistema Operativo, como de cantidad y calidad de aplicaciones, como de dispositivos que por 200€ tienen un rendimiento similar a teléfonos de gama alta, que es parte fundamental y necesaria en el desarrollo de la actual revolución móvil.

Una nueva revolución en hábitos y costumbres

Y con la revolución de los smartphones, viene un cambio total en hábitos y costumbres de los usuarios, que somos todos. El SoLoMo (Social, Local y Mobile) es el nuevo mantra de cualquier estrategia de Márketing. Porque sí, somos todos unos exhibicionistas. Y si hay algo que nos guste más que exhibirnos, es ver seguir lo que hacen los demás. En definitiva, estar en las Redes Sociales, compartir  comentar.

A esto le añadimos servicios fáciles, intuitivos, “baratos” y convenientes, como Spotify, Google Music o Apple Music, o aplicaciones como Amazon que te animan a hacer showrooming, Trip Advisor, Google Maps, apps de banca y bolsa para operar en tiempo real… y tenemos todos los factores para que la revolución móvil tome nuestra sociedad, como se dice en inglés, by storm. Y eso por no hablar de la economía colaborativa. Uber (sí, vergonzosamente prohibido en España, pero que es un ejemplo de la nueva economía colaborativa), Airbnb, BlaBlaCar, Parkfy o Waze son ejemplos de esta nueva economía colaborativa surgida bajo el paraguas de Internet en el móvil, el uso del contexto y la conveniencia. En definitiva, gracias al SoLoMo.

Uber, Airbnb y Facebook, la economía colaborativa

La paradoja de la Nueva Economía Colaborativa

De repente, el mundo offline y online no existen. De repente, sin casi ni darnos cuenta, ambos mundos son lo mismo. Ocurren a la vez. Y la mayoría de los negocios, que estaba asimilando la revolución digital de principios de siglo XXI (es decir, se estaban adaptando a este nuevo mundo del e-commerce y la economía digital), se encuentran con un nuevo reto.

En el próximo post, cómo las empresas debe beneficiarse (y adaptarse)  al impacto en la economía real, puestos de trabajo y generación de ingresos

 

Director de e-commerce, Digital Marketing e Innovación en Parques Reunidos, mente emprendedora, y game changer. Inbound Marketer, SEO, Project leader, profesor de Máster, geek, apasionado de la tecnología, la Revolución Móvil y lo que está por llegar. No hay nada imposible si puedes imaginarlo

No hay respuestas a“La revolución móvil en Europa. Inicios (I)”

Trackbacks/Pingbacks

  1. La revolución móvil en Europa. Impacto en la Empresa | El Blog de Eduardo Cano. Mobile is King - […] (Lee el primer post: La Revolución móvil en Europa. Inicios) […]

Y tú, ¿Qué opinas?

%d personas les gusta esto: