De métricas banales, comentarios en blog y objetivos

Escrito por el 5 may, 2012 en Blog, Nuevas Ideas, Tendencias Internet | 2 comentarios

Tenía ganas de escribir sobre esto. Es algo que sufro todos los días. Seguro que tú, cuando me leas, sonreirás y pensarás lo mismo que yo. Me atrevería a decir que pasa en cualquier empresa y negocio. Cuanto más tradicional y vetusto el negocio más propenso al error, pero no son los únicos.

¿Qué tendrán en común las métricas banales, los comentarios en un blog y definir objetivos?

Métricas banales

Las métricas banales son aquellas cosas que mides pero que no aportan valor a tu negocio.  Perderás el tiempo analizándolas.
Muchas veces no son ni métricas, sólo analizas datos, no información
Una métrica banal puede el número de followers en tu twitter, fans de facebook o comentarios en tu blog.

Si alguien te dice “puedo conseguirte 1.000 followers en un mes para tu twitter”, ¡huye! Te está engañando seguro. Además, no serán mil, serán 10 mil. O más. Es muy fácil inflar followers o conseguirlos. Busca en google “how to get twitter followers” y coge cualquiera de las cientos de herramientas que te prometen followers.
Los conseguirás.
¿Entonces?
Son robots, o gente de cualquier parte que se suscribe a esos sitios para también conseguir followers. Tú también seguirás a gente que se haya apuntado a partir de ese servicio. ¿Objetivo conseguido? Depende. Si tú sólo quieres followers y vas a mirar el número sí pero, ¿de verdad tu sueldo o tu nómina o tu negocio va a vivir de eso? ¿De verdad vas a ser influyente con esos “nuevos” followers?

Métricas banales y objetivos. No pierdas el foco

Es fácil caer en la trampa de las métricas banales

Aplícalo a Facebook. Tienes 10 mil fans. Fantástico. ¿Sabías que cuando comunicas algo sólo llegas al 16% de tus seguidores en Facebook? La cosa cambia, ya no te ven 10 mil. Te ven 1.600.
O menos.
El EdgeRank de Facebook juega malas pasadas. Si el algoritmo de Zuckeberg piensa que sólo generas ruido, lo que pongas no aparecerá en el Timeline de tus seguidores. ¿No lo sabías?

Otro ejemplo. Campaña de e-mail marketing. Lanzas una comunicación a 100.000 suscriptores. Estás contento, tienes un 12% de apertura (pero ¡un 88% no te lo ha abierto!). ¿Y ahora qué? ¿Cuál era tu objetivo? ¿Enviar muchos e-mails? ¿Llegar a un 10% de apertura? Si tú o tu empresa os quedáis en eso, es otra métrica banal.

Por qué quiero tener comentarios en mi blog. La huella social

¿Quieres tener comentarios en tu blog? ¿De que tipo? “Buen artículo”. “Me gusta”. “Fantástico”. Quizá te harán sentir bien, pero la mayoría de esos suelen ser spam, generados por robots (instala el plugin “Akismet” en WordPress y te sorprenderás). Y aunque no lo fueran, ¿qué te generan?

Los comentarios en tu blog podrían ser una métrica banal si sólo te quedas en eso, en comentarios. La razón por la que tener más comentarios en tu blog es por la llamada “Huella Social”. Lo he traducido del artículo que me ha inspirado, “The real truth about blog comments”.

“La huella social es la razón por la que los pubs con gente se llenan de más gente, y aquellos donde no hay gente ni ambiente permanecen vacíos”. Como humanos hacemos las cosas que hacen otros.

Si tu blog tiene un montón de comentarios, es probable que generes más conversación y que vean tu blog como relevante. Pero no caigas en la trampa. Puedes ser muy polémico, irte a un extremo, hablar de un famoso… y conseguir muchos comentarios. ¿Es eso lo que quieres? ¿Era ese tu objetivo o el de tu negocio? Es fácil convertir una métrica útil en una métrica banal. Ten claro tus objetivos.

Definir objetivos

Para no perder el tiempo en métricas banales, ten claro tus objetivos. Mi recomendación siempre es ir de lo abstracto a lo concreto, de lo general a lo particular.
Escribe tus objetivos. Por ejemplo:

  • Vender más; no hay empresa en el mundo cuyo objetivo no sea vender más. No nos vale como tal. ¿Vender más perdiendo dinero? ¿Cuánto es vender más? Horas de discusión y conversaciones he tenido con mi compañero y amigo Manu Bellver sobre esto y el enfoque erróneo que tienen las empresas sobre el objetivo “vender más”. Te recomiendo su artículo sobre “Definir Objetivos
  • Hacer dinero con los recursos disponibles; parecido al anterior pero al menos dejamos claro que queremos hacer dinero, no vender a cualquier precio. ¿Recursos disponibles? Pues sí, los recursos son siempre escasos y ahora más que nunca. Sigue siendo un objetivo poco cuantificable y por tanto, no válido.
  • Quiero aumentar un 10% mi facturación y un 15% mis beneficios; bien, eso es un objetivo cuantificable. Esa es la clave. Sigue siendo muy genérico, pero sólo te estoy ayudando a definir un objetivo no a hacer un plan de Márketing.

Te saldrán muchos más objetivos. Prioriza. ¿Cuáles son tus objetivos primarios? ¿Y tus secundarios? ¿Cuáles son más asequibles a un coste muy razonable? ¿Son realistas?
Cuando tengas tu lista de objetivos, decide cómo vas a medirlos. Sólo entonces, tus métricas dejarán de ser métricas banales y se convertirán en el germen de un cuadro de mandos más que decente.

Haciendo esto verás que aumentando sólo en un 1% tu ratio de conversión puedes conseguir un aumento del 10% en tu facturación. Y que trabajar en aumentar tu ratio de conversión de tu plataforma de venta online es mucho más barato que gastarte 100.000 euros en una campaña de 4 semanas de publicidad tradicional para conseguir ese 10 extra.

¿Puedo medir todo?

No. Al igual que no puedes medir el amor. O no puedes oler el aire. Habrá cosas que no podrás medir pero que las sentirás. Una de mis máximas es esta:

Lo que no se puede medir, no existe

Desde que nacemos nos miden. Con un metro, con exámenes, con un título, con un análisis. Y nosotros hemos de hacer que se nos mida. Si no, no justificaremos nuestro trabajo y nos convertiremos en irrelevantes. Pero alguna vez, en alguna ocasión, no todo lo podremos medir. A veces, a la frase que he puesto arriba, hay que contraponer la de Einstein.

No todo lo que puede ser contado cuenta. No todo lo que cuenta puede ser contado

Puedes ver las consecuencias de tu influencia, tu poder, pero no podrás ponerles un número claro

Aún así, y hasta que algún día podamos medir (si llega ese día) nuestra influencia, nuestra relevancia o nuestra reputación (más allá de RT, comentarios positivos etc), define objetivos cuantificables, establece métricas y un cuadro de mandos, y olvídate de las métricas banales, aunque sean las más bonitas y las que mejor entren por los ojos.

 

Director de Internet y Nuevas Tecnologías en Parques Reunidos, mente emprendedora, creé mi propia empresa para realizar proyectos personales, como la mejor tienda online sobre Réplicas Airsoft o cualquier proyecto rompedor y tecnológico que pudiera surgir. Inbound Marketer, SEO, Project leader, profesor de Máster sobre Nuevas Tecnologías, Internet y Social Media, geek, game changer y entusiasta de este mundo

2 Respuestas a“De métricas banales, comentarios en blog y objetivos”

  1. Muchas gracias por incluirme ;).
    Como siempre gran post de un problema diario.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo afecta Google Plus al SEO y a tu negocio | El Blog de Eduardo Cano. The Future is Mobile - [...] estos pasos, tu site es ya de por sí SEO-friendly, tienes los objetivos claros y no te paras en …
  2. Cómo crear una campaña códigos QR efectiva | El Blog de Eduardo Cano. The Future is Mobile - [...] objetivo último de toda empresa, y si es el único objetivo de la campaña, se convertirá en una métrica …

Y tú, ¿Qué opinas?

%d personas les gusta esto: